Testimonios

Despertar a una vida feliz

Mi nombre es Patricia, quisiera compartir mi experiencia de vida antes y después de haberme encontrado esta meditación.

ANTES

Desde pequeña siempre me sentí muy insegura frente a las personas, sin embargo como me iba muy bien en el colegio me acostumbré rápidamente a tener cierta reputación y a obtener el cariño y admiración de la gente a través de mis logros.

Siempre sentí que era mi deber mejorar la situación económica en la que yo sentía que se encontraba mi familia. Con el correr de los años logré una buena carrera, un buen trabajo, y con ello vino la seguridad económica. Sin embargo esto no era suficiente, seguía sintiendo un vacío en mi corazón, algo que no me dejaba ser feliz completamente, y bueno quién es feliz cien por ciento! me decía a mi misma.

Fue ahí donde comenzó mi búsqueda para llenar el vacío interno, probando un poco de cada cosa que se me iba presentando, como la práctica de yoga, reiki, deporte, flores de Bach, psicólogo, libros de autoayuda, volver a la iglesia, tratar de entender la biblia, etc. Saltaba de una cosa a otra, encontrando alivios temporales. Mis amigas me decían que cuando tuviera un hijo sería completamente feliz, pero yo no compartía la idea de poner el peso de mi felicidad en otro ser, que ni siquiera había nacido.

Durante los últimos años, me enfoqué casi por completo en mi carrera pensando en que la realización profesional podría suplir este vacío. Lo que logré fue estresarme a tal punto de que mi cuerpo enfermó. Además, sin importar con quién estuviera, me sentía profundamente sola, lo que me tenía en un estado de ánimo muy bajo. Una noche al llegar a casa después del trabajo, me encontré con un folleto de Meditación en la recepción del edificio donde vivo, y lo tomé decidida a probar con la meditación, aunque no tenía la menor idea de qué se trataba. Cuando llegué al centro local me sorprendí con tanto cariño que me brindaban sin conocerme, no tenía que ganármelo, sólo me lo daban. Cuando me explicaron el método de meditación, lo encontré muy lógico y fácil, así es que comencé, compartiendo mi tiempo entre el trabajo y el centro. A los pocos meses mi pareja también comenzó a meditar, tal vez intrigado por saber qué había de especial en esto que me hacía volver muy tarde a casa cada noche.

DESPUES

Conforme iba avanzando en la meditación me iba dando cuenta de lo equivocada que había vivido, que todo lo que había sucedido en el pasado y las preocupaciones del futuro nunca habían tenido sentido. Así que decidí en poner todo mi empeño y dedicarme por entero a la meditación, por lo que dejé mi familia y mi trabajo y, alentada por los asistentes del Centro, viajé a Corea. Ahora puedo ver que el orgullo con el que crecí y la constante búsqueda de aceptación, de reconocimiento y de amor sólo daban cuenta de lo autocentrada que había vivido, hasta el momento el mundo giraba alrededor mío, y que un gran sentimiento de inferioridad era la raíz de todo esto. Aunque siempre me consideré generosa con las cosas materiales, logré ver que con los años había acumulado un gran apego al dinero, por el temor que sentía frente a la posibilidad de no contar con éste en un futuro.

A medida que iba limpiando mi mente, comprendí también por qué sucedió cada acontecimiento de mi vida, encontrándole sentido a todas las cosas. Cuando llegué al cuarto nivel de meditación algo mágico ocurrió, y por primera vez tuve la certeza de que nunca había estado sola, que Dios se encontraba en mi corazón. Experimenté una tranquilidad tan grande como nunca antes, de ahí en adelante mi estado de ánimo mejoró considerablemente, sintiéndome en una especie de “estado de felicidad” permanente, y nunca más volví a llorar por sentirme triste o sola, lo que antes era muy común en mí. Ahora dedico cada día a restar, de acuerdo al método que nos entregaron, uno por uno cada pensamiento inútil que he guardado en mi mente todos estos años, y puedo sentir que cada vez la mochila que cargo en mi espalda se va haciendo más liviana. Pensar actualmente en mi vida de hace un par de meses atrás es como recordar una vieja película que vi muchas veces, por lo que cada vez se hace más borrosa y ya no tiene sentido volver a verla una vez más.

Tengo mucho que agradecer a los asistentes del centro de meditación de Chile, porque siempre me alentaron a seguir, con su amor, su alegría, su positivismo, muchas gracias a la vida que me guió hasta aquí, gracias al método de meditación que ha cambiado y sigue cada día cambiando mi forma de ver las cosas. Ojalá que todas las personas pudieran experimentar lo que yo he vivido, ya que la felicidad en esta vida es posible.

Patricia Toro / Santiago de Chile
Go Back

Ahora sé qué hacer para cambiarme a mí mismo

Antes de comenzar a meditar yo estaba insatisfecho con la vida, con el mundo y con las personas que viven en él, pero no tenía ninguna respuesta acerca del por qué de esa infelicidad. Tengo una buena esposa, 3 hijos amorosos, una linda casa y un buen carro. Siempre he querido trabajar para mí mismo porque realmente creía que eso me haría feliz. En los años previos al comienzo de la meditación, estaba logrando con cierta facilidad la mayoría de las cosas que quería en la vida para ser feliz.

Había una sensación persistente de que a pesar de que conseguía lo que quería materialmente todo parecía tan delicado y frágil. Estaba constantemente preocupado por el futuro desde una edad temprana. Un día me detuve y pensé que sin importar cuánto he ganado materialmente, todavía estaba preocupándome, más que nunca, por el futuro y lo que éste tenía guardado para mí. Me detuve y me pregunté a mí mismo, qué pasaría si me propusiera todas estas metas, si incluso las lograra … y todavía no llegara a estar seguro, ¿me sentiría feliz alguna vez?

Esto hizo darme cuenta de que había algo que faltaba en mi vida, algo que el dinero no puede comprar. He tenido preguntas toda mi vida sobre esto y aquello y no estaba contento con las respuestas que había escuchado. Luché con las personas y sus puntos de vista, yo estaba desesperado por conseguir mi punto de vista a través de eso, lo que causó problemas de relación. Incluso desconocidos que me encontraba durante el día, pude encontrar sentimientos molestos acerca de ellos. Mi mundo se convirtió en un mundo de enojo. Sabía que no era saludable para mí ni para los que me rodean … Empecé mi búsqueda. Empecé a leer libros sobre la espiritualidad para ver si podía encontrar respuestas allí. En un libro he leído acerca de la mente, lo que me interesó y me di cuenta de que algunos de mis problemas podrían haber surgido de mi propia mente. El libro me recomendó probar algún tipo de meditación. Así que cuando mi esposa trajo a casa un folleto de meditación, lo quise probar de inmediato. Tan pronto como empecé a meditar y deshacerme de las fotos, mi vida comenzó a cambiar más allá de lo que se pueda creer. Estoy muy agradecido porque ahora sé qué es lo que tengo que hacer para encontrar la paz y la verdadera felicidad.

Daniel Wylie / Mandurah
Go Back

Vivir sin estrés ni preocupaciones

Mi nombre es Dwi Widiastuti, soy del centro local de Meditación Indonesia. Antes de practicar Meditación de la Resta, no sabía por qué mi vida siempre estaba llena de preocupaciones, y esa era la razón por la cual me estresaba tanto. Estaba preocupada por el dinero, preocupada por mi futuro, mi familia y también por mis relaciones personales; y, además de eso, era una persona muy susceptible, por lo que si alguien no coincidía con mi mente, por dentro me sentía muy enojada. Eso me hacía sentir muy mal e incluso tenía dificultades para dormir en la noche.

Como mi mente no podía dejar de pensar, incluso mi cuerpo quería descansar, pero mi mente no me lo permitía. Esa era la razón por la cual no podía dormir bien en la noche. En ese tiempo, incluso estaba lejos de mi familia. A veces, sentía que mi mente estaba muy sola.

Cuando estaba en Singapur, mi ex jefe me habló acerca de Meditación de la Resta. De hecho yo nunca había sabido qué era, sin embargo, escuché la explicación acerca de Meditación de la Resta, me sonó muy lógico e incluso ellos tenían el método de la sustracción de la mente. Por lo tanto, decidí hacerlo. Ellos me dijeron que el método es muy fácil de seguir para todas las personas. Por esa razón, incluso yo he podido seguirlo fácilmente. Y luego de haber seguido el método de la sustracción nivel por nivel, mi vida ha cambiado muchísimo.

Ahora, mi cuerpo se mueve antes de que mi mente se ponga a pensar y a preocuparse. Este método es realmente increíble que solo con la sustracción las personas pueden cambiar completamente. Con este método, ahora mi vida está llena de felicidad y alegría. Ya no estoy preocupada ni estresada! Incluso las demás personas pueden sentir el cambio en mí, las personas de mi alrededor pueden notar que ya no soy susceptible como lo era antes, que ya no tengo esa mente. Mi esperanza es que todos puedan sentirse así, de la manera en la que siento esta felicidad en este preciso momento. Con este método de Meditación de la Resta, todos pueden lograrlo! Y ahora, estoy comenzando a ser asistente en mi país, en el centro de Indonesia. Mi sueño es que todos hagan Meditación de la Resta para alcanzar la verdadera felicidad y la libertad eterna.

¡¡¡¡¡¡Muchísimas gracias, Meditación de la Resta!!!!!!

Dwi Widiastuti, 30años, Indonesia

Dwi Widiastuti
Go Back

Regalo de la Vida

Me cuestionaba sobre el rumbo de mi vida. Comencé a dudar sobre el verdadero propósito de la vida: ¿venimos a este mundo a construir una fortuna material?, ¿nos llevaríamos algo de esto al morir?

Tenía demasiado estrés al estudiar en una universidad tan demandante como la Universidad Nacional Autónoma de México, pero pensaba que era normal ya que todos mis compañeros vivían de la misma manera; tenía insomnio porque pensaba mucho sobre mis deberes escolares y mis planes a futuro; vivía con mucha ansiedad al pensar cómo poder conseguir mis metas. Mi salud se fue deteriorando notablemente debido al estrés. No lograba conseguir ni un momento de paz y me seguía cuestionando sobre el verdadero propósito de vivir.

En el 2010, recibí el regalo más grande de mi vida: conocí Meditación de la Resta. Asistí al seminario ofrecido por el fundador, escuché atentamente con una mente abierta aunque no pudiera entender claramente qué lograría con la meditación. Al poco tiempo de meditar, recibí el alivio que estaba buscando, dejé de tener pensamientos innecesarios que atormentaban mi cabeza y pude concentrarme mejor en mis proyectos del presente, pude mejorar mi rendimiento escolar. Pasé de estar pensando siempre en el futuro a apreciar las oportunidades que se me daban en el presente. Comencé a valorar más las cosas del día a día y a las personas que me rodean. Conforme fui avanzando en la meditación, me di cuenta de lo egoísta que fui al pensar sólo en cómo realizar mis expectativas en la vida, pude ver que esto fue lo que me llevó a alejarme de mis seres queridos, de mi familia y amigos. No había logrado visualizarlo porque vivía atrapada dentro de un sueño, del que no fui consciente hasta que desperté.

Ahora, al haber concluido todos los niveles de Meditación y haber encontrado mi mente verdadera, siento la necesidad de retribuir aunque sea una pequeña cantidad del enorme regalo de vida que me dio este método. Quiero que mucha gente conozca el verdadero propósito de la vida, aquél que no se encuentra en cosas materiales ni atado a los anhelos o expectativas que uno espera del mundo, sino en encontrar el camino a hacerse uno con el mundo mismo; este camino se encuentra en Meditación de la Resta.

Viridiana Sanchez / Ciudad de Mexico
Go Back

Agradecimiento infinito

Desde siempre quise aprender a meditar, había algo dentro de mí que me decía que si mi vida era “una desgracia” era porque interiormente no había resuelto algo. Entonces busqué en Facebook “Meditación” y llegué a este increíble centro de “Meditación Lima”. Desde que entré: la buena onda de los asistentes, la explicación, y el sincero deseo de ayudarme a salir de mi depresión, hicieron que me convenciera. Hoy estoy ya en el cuarto nivel y sinceramente esto ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. He descubierto el mundo entero (aquí dentro) con solo meditar. Hoy en día no sufro de depresión, resuelvo complicaciones externas, desde un ángulo introspectivo y hasta la cara me ha cambiado 🙂
Estoy en el camino aún, y en cada iluminación me acerco más a la “Verdad”, siento que abrazo mucho más la vida, no hay nada más hermoso que desechar la mente, ¡Que ser libres y vivir siempre!
Agradezco al método, a los asistentes y sobre todo al Maestro; por ayudarnos a unificarnos con el universo. Probablemente solo puedan entender un 30% de lo que digo, pero el día en que lo experimente, les aseguro que su vida cambiará por completo. Infinitamente agradecida, infinitamente feliz. Con mucho amor Raquel.

Raquel Arteaga Cruz, 25
Comunicadora

Raquel / Lima, Peru
Go Back

La alegría volvió en mi

Comencé la meditación por intermedio de mi cuñado. Estaba deprimida y sin ganas de nada.
Cuando llegué al centro de meditación sentí mucha paz, un silencio total! y eso me agradó.
Sentí la necesidad de intentarlo; al principio me costó entender muchas cosas que solo estaban en mi mente. Aprendí a desechar todo lo malo y todo aquello que me generaba sentimiento (tristeza, nostalgia, odio, resentimiento, ego, etc)
Aún sigo, pero mi carácter cambió y no siento depresión, dejo que las cosas fluyan, comparto más tiempo con mis hijos y la alegría volvió en mi!!

Yolanda Mendoza Montero, 39
Diseño, corte y confección

Yolanda / Lima, Peru
Go Back

Genuina liberación

Siempre tuve dudas del comportamiento humano; por que el hombre sufre mucho, por que siempre quiere ser el mejor en todo, por que tan egoísta, por que queremos llenar nuestros vicios con trabajos, títulos, música, etc. y cuando lo logramos el vacío es mayor, por que nos dividimos los hermanos, los paises?
De pronto conocí el centro de Meditación Lima y observé un comportamiento humano diferente, quizás uno el que siempre consideramos ideal. Me explicaron el método que me liberaría de tales dudas e inquietudes, de mi propio mundo mental. Y empecé a estudiar, a seguir el método que con tanta entrega, alegría, amor y paz me transmitieron los guías y fui comprendiendo que toda mi vida era falsa, que había perdido conexión con el universo, con la Verdad. Poco a poco me fui identificando ya no con mi mente egocéntricamente, sino con la mente del universo.
Ahora empiezo a sentir paz interior, alegría, agradecimiento, amor por los maestros y los guías que nos trajeron el método para una genuina liberación y conexión con Dios, con el universo.

Etelvina Benitez
Lic. Adm. Empresas

Etelvina / Lima, Peru
Go Back

Paz y liberación!

Cómo llegué al mejor hogar? Aparentemente todo estaba bien, supuestamente era una persona feliz, fuerte, optimista, amigable, con un trabajo promedio y con mucho estrés (comercial en un banco).
A pesar de que llevaba una vida normal siempre buscaba mi lugar en el mundo, y éste no estaba junto a la familia sensacional que me dio la vida, tampoco al lado de mi ex esposo y menos en los tres países donde viví. Buscaba una liberación interna y no creía en la existencia de un ser superior.
Una buena tarde con muchas preguntas en mi cabeza me encontré con Senma, asistente del Centro de Meditación Lima, me invito a meditar y apenas llegué sentí armonía, paz y alegría en el ambiente y en las personas que se encontraban en el Centro.
Estoy inmensamente agradecida a la meditación y al Universo, no solo encontré mi lugar en el mundo, encontré a un ser superior y también aprendí a disfrutar el día a día sin estrés, ahora todo simplemente fluye.
Gracias totales!!!! Los invito a que se permitan liberarse y a ser felices eternamente.
Con mucho cariño.
Ludi Alcaráz

Ludi Alcaraz / Lima Perú
Go Back

Amar con gran libertad siendo uno mismo

Antes
Mi historia empieza así, tengo 22 años vivo en Lima (Perú )
En nuestra sociedad en crisis, dándonos proyecciones espectaculares, nuestras alternativas son claras y definidas.
Ser una persona más de las multitudes que vienen y van, pasando la vida en el anonimato, la nada, y sabiamente me dejo conducir por el largo caminar que es el vivir con claridad. Puedo percibir que la vida es en parte un regalo, un don de dios, ¡aventuras de tantas cosas! de incógnitas y proyectos, de ideales y realizaciones, de festejos y carcajadas, lo que llamo felicidad con tres Amos esclavizándome: el tiempo, el dinero y el azar.
Siendo dueña de mi propio mundo de riesgos físicos, de tristezas, de deserciones y amarguras, llantos y lágrimas que callo a veces con furia contenida porque digo que soy fuerte y no debo llorar.
Sintiéndome incomprendida y sin aliento, me ahogo y oprimo mi corazón de orgullo, egoísmo y mi vana necesidad de aprobación, de confianza y aceptación de tantas cosas.. dolor, miedo y la imperiosa necesidad de amar, amar-intensamente como más quisieras a quien quisieras.
Pienso que será este mi destino que con horror muchas veces observo: sufrimiento, desesperanza, odio, ambición de poder, hambre, enfermedad, dolor. ¿Será mi destino comer, divertirme, procrear, trabajar lo menos a lo más posible, terminar mi vida en soledad porque vivo teniendo una vida de condiciones más negativas que positivas, teniendo más dolor que placer, más sufrimiento que gozo, más tristeza que alegría, más odio que amor, más culto a la muerte que a la vida, perdiendo mi brillante sonrisa sintiendo que mi espíritu agoniza sin fe la dicha de los demás, para mí es solo mirar porque a diario siento que voy muriendo poco a poco.
Siento que el cielo de mi alma está ausente, mi alegría se iba perdiendo y mi corazón ya no latía el impulso de amor. Esos eran mis pensamientos vanos que salieron de mi imaginación causándome mucho dolor y estrés con mucho odio a la vida y a mi familia, viviendo con muchos discernimientos y prejuicios.
Mi soledad fue alistándome del mundo entero dentro de mi corazón obligada a clamar “amor” con la mirada al vacío.

🌼Ahora 😃🌼
Gracias a Dios encontré algo que realmente fue llenándome poco a poco esos vacíos infinitos que tenía, doy gracias porque he recibido lo que necesito en el plano de lo invisible y por aquello que se manifestará en el momento apropiado.
El amor divino inunda mi conciencia de salud y cada una de las células de mi cuerpo de luminosidad, así como en la alegría como en el dolor, la vida por sí misma es un tesoro inapreciable y tal vez no tengamos nunca la necesidad de pedirle más que esto: la oportunidad de ser lo que debemos ser, amar, servir, reír y construir.
Ahora ya puedo aprender a vivir como si cada momento de mi vida fuera el último.
Reconozco que todas las personas están hechas de la misma sustancia que yo, cada uno de nosotros somos una parte de la vida grande e infinita. Todos nosotros vivimos, nos movemos y tenemos nuestra existencia y puesto que esto es la verdad.
El amor se llama al carácter de Dios. Amar es la tolerancia y la buena voluntad.
Hoy soy feliz porque mi corazón solo pertenece a los demás. Y así hoy, mañana y siempre ¡seré feliz¡
Hoy me siento muy feliz conmigo misma, eso es gracias al método de meditación de la resta. Por eso te digo que si lees esto esto es para ti.
No desperdicies tu oportunidad ¡corre, corre sin cesar!
Si no lo alcanzas ahora ya no regresará.
Gracias 😊

Lima 5 de mayo del 2017
Dacmaris bravo

Dacmaris Bravo / Lima Peru
Go Back

Alivio emocional y físico

Antes de empezar a meditar muchas veces sentía tristeza sin saber el motivo, solía sentir ansiedad aún en las situaciones más simples y tenía una arritmia cardíaca que de verdad me molestaba.
Un día recibí un volante de Meditación Lima cuya portada decía Muy, Muy Felíz, entonces saqué una cita para recibir información y al poco tiempo empecé con el método de meditación de la resta. Desde las primeras sesiones empecé a sentir alivio, era como si cargara menos peso. Luego de pasar el primer nivel decidí dejar las pastillas para la ansiedad, aunque los primeros días fueron difíciles, luego fue un gran alivio. Ahora me siento mucho mejor que cuando las tomaba. Después de pasar el tercer nivel y al olvidarme de recoger las pastillas para la arritmia cardíaca, pensé que era buen momento para intentar dejarlas, de nuevo fue una buena decisión. Estoy mejor que cuando las tomaba.
En resumen, el alivio emocional y físico que he tenido gracias a la meditación de la resta ha sido muy grande, se me ha cambiado gran parte de la tristeza por alegría y he mejorado como persona y con mi trato a los demás, y soy más consciente de mí mismo.

He tenido mucha suerte de toparme con Meditación Lima. Muchas graciaaaaass!!!

David Olivares, Ingeniero / Lima Peru
Go Back

Una nueva vida

Primeramente quiero agradecer al universo por su infinita abundancia, al maestro por enseñarnos el camino hacia la iluminación y a los asistentes por el cariño y el apoyo que me entregan día a día.
Por circunstancias de la vida llegué a vivir a Lima y me encontré que todos mis logros, amigos y familia se quedaron en mi país natal. Me sentía muy vacía y sola. Inclusive sin ganas de existir, me pregunté para qué vivo si ya no poseo nada por lo que yo luché. En mi tristeza, buscando llenar el vacío, empecé a buscar en Internet alguna salida y gracias a Dios encontré Meditación Lima.
Aquí me di cuenta que todo lo que creía que poseía no era mío, vivía solo pidiendo a gritos amor y aceptación y era sólo mi conciencia de inferioridad, vivía haciendo cosas que se iban a un saco roto, sólo para aparentar ser buena y no me importaba hacer cualquier sacrificio por los demás pero al llegar la noche me sentía vacía y buscando cómo llenar las carencias que habían en mi interior, me obsesionaba con las personas y cosas que no llenaban nada. Me di cuenta conscientemente de todos los errores que también cometí y vivía echando la culpa a los demás, como se dice en mi país natal “era el hoyo del queque”. Me sentía mucho cuando los demás no hacían lo que yo quería, vivía desilusionándome y sufriendo.
Gracias a la vida y a este cambio de país conocí el método de meditación de la resta y naturalmente con el método mi corazón empezó a tomar vida. Poco a poco empecé a mirar la vida desde otra perspectiva. Ya no me siento víctima ni culpable por situaciones que no están en mis manos. Siento una libertad infinita, estoy y soy muy feliz, una alegría inmensa, una paz interior que no encontré en nada ni nadie, conscientemente te das cuenta que estando en paz contigo, donde estés vivirás feliz.
Esto es gracias a la meditación de la resta. Libertad y sabiduría para vivir mejor.

Victoria Contreras / Lima Peru
Go Back

El pasado sí se puede dejar en el pasado

Hola soy Evelyn, les compartiré mi pequeña experiencia, voy meditando casi dos meses. Hoy puedo decirte con total sinceridad que las cosas en mí han cambiado mucho en mi manera de sentir, de ver las cosas, de mirar a mí alrededor. Entendí que muchas cosas sólo están en mí, me preocupaba mucho por el qué dirán, también era muy tímida, muy nerviosa al dar mis exámenes, me sentía perdida muchas veces, preguntándome ¿quién soy? O ¿cuándo voy a cambiar? Al mirarme no me sentía cómoda con la persona que era. Todos a mi alrededor miraban que era una persona buena que le gustaba ayudar, pero cómo podía sanar tantas heridas dentro de mí, cómo olvidar tantas cosas que he había pasado, yo sé que se perdona pero qué complicado! muchas cosas recodaba con todas las emociones aún con lágrimas, enojo , etc. Y eso nadie lo notaba y si daban cuenta, seguían su camino, pues es lo normal, cierto? Las personas se acercan a ti muchas veces solo porque necesitan algo. Es parte de ¡!!! Bueno tampoco era del todo buena, a veces no tenía paciencia para mi propia familia, renegaba con las personas menos indicadas, con mamá o papá. Asistía también a la psicóloga, claro ayudó pero necesitaba algo más profundo en mí, cuando llegaba la noche le pedía mucho a Dios que me ayude, pero como siempre él prepara el tiempo indicado. Hoy gracias a la meditación he descubierto lo que llevo en mi interior, puedo ser yo cada día más y el odio, el rencor, la cólera se han ido, desaparecieron. He encontrado esa tranquilidad que siempre he buscado, creía que el tener un buen corazón siempre traería dolor, pero no, hoy soy muy feliz siendo la persona que soy. Ahora cuando hablo con las personas ya no tengo que pensar en que diré, solo platico con ellas o ellos y soy libre, feliz. Agradezco a Dios, mi universo completo. Aunque pareciera mentira, el pasado sí se puede dejar en el pasado, no importa la edad que tengas, ni el momento que estás pasando, siempre hay una oportunidad. Ahora recuerdo que paraba muy estresada siempre con dolor de cabeza pensando en el pasado y en el futuro, esos días para mí ya terminaron, hoy me siento libre y vivo mi día a día. Gracias

Evelyn, estudiante / Lima, Peru
Go Back

Busqué hasta que encontré

Busqué busqué y busqué hasta que encontré 

Antes de meditar busqué ayuda ya que no me sentía bien, paraba en casa deprimida encerrada sin salir. Busqué ayuda psicológica, también acudí al neurólogo ya q sufría de mucha depresión, ansiedad, dependía mucho de medicamentos ya que era una chica muy enfermiza, todo fue en vano. No tuve resultados, solo me dieron antidepresivos, ansiolíticos y pastillas para dormir.
En el trabajo no tenía resultados muchas veces quise renunciar.
Dentro de mí guardaba mucha rabia, tristeza, dolor, malos recuerdos de mi niñez, problemas personales y familiares, egocentrismo, apegos etc. mi vida no tenía sentido.

Desde que empecé a meditar mi vida cambió, dio un giro del cual me sorprende. Meditar no sólo me ha ayudado a dejar de consumir antidepresivos o pastillas para dormir, he dejado de ir al médico, ya no me enfermo, mi estado de ánimo cambió, he aprendido a conocer y a conectarme conmigo misma. Estoy conociendo cada día personas maravillosas y puedo relacionarme muy bien. 
En cuanto al trabajo simplemente dejé que fluya, estoy empezando a tener resultados sin necesidad de deprimirme por alcanzar alguna meta.
Estoy muy muy agradecida y feliz, la satisfacción que siento es increíble ya que esto es una bendición para mí.

Aide Morales 

Aide Morales / Lima
Go Back

Una nueva vida!

Mi nombre es Deyanira, compartiré un poco sobre cómo era antes y después de empezar a meditar.
Era una persona sensible, aburrida, débil, con baja autoestima, insegura,aparte de todo siempre estaba enferma, todo lo que comía me caía mal, empezaba a bajar de peso y pocas veces cuando me sentía bien recuperaba peso.
A pesar de todo estuve estudiando en una universidad, y siempre habían preguntas en mi cabeza ¿Porqué me tiene que pasar esas cosas a mí? ¿Para qué vine a este mundo? Sentía que mi vida no tenía sentido, no sabía a dónde ir, sentía que era un problema para mis padres, sentía que no podía avanzar, ¿para qué estudiaba, solo era un gasto para ellos. Pensaba mucho en ¿qué iba a pasar luego?, pensaba en futuro y más me hundía. En la universidad pasaron muchos problemas, me reprimía tanto, y me hundía más y más.
No tenía muchas fuerzas para levantarme, prefería estar encerrada en mi cuarto y no salir, no quería ver a nadie, no quería asistir a clases, me deprimía rápidamente. Tanto era mi carga que terminé dejando la universidad.
Pasó un año más sin saber qué hacer con mi vida, y entre a otra universidad, pensé que iba a ser diferente pero no, cada vez que sentía presión quería dejar todo, y quedarme ahí, tenía miedo de hablar, no podía socializar, tenía miedo de hablar con los profesores, sentía un nudo en la garganta que no me dejaba hablar, no podía tomar decisiones, tanto era el miedo que mi corazón empezaba a acelerarse y empezaba a llorar. En una de esas crisis, terminé en el psicólogo de la universidad, y me mandaron a un especialista, un “psiquiatra”. Tenía depresión y ansiedad, no podía dormir , empecé a tomar pastillas antidepresivas, pastillas para dormir y fueron aumentando las dosis .

Cuando empecé a meditar, desde las primeras semanas ya había cambios, logré desechar fotos que le ponía mucho valor y notoriamente la carga empezó a disminuir, me empecé a sentir más ligera.
En el segundo nivel, dejé de ir al psicólogo, cada problema que venía solo seguía el método de meditación y tranquilamente podía avanzar, ya no me hundía con cada problema que pasaba.
En tercer nivel, perdí miedos, puedo socializar, sonrío mucho y tomo las cosas con calma, no tengo presión.
Ahora estoy en cuarto nivel y agradezco mucho al Maestro, al método y a los asistentes, por permitirme conocer la verdad, gracias.

Deyanira Ospinal / Lima
Go Back

Lo recomiendo

Antes de empezar a meditar, me sentía muy cargado de estrés, preocupaciones, prejuicios e ideas en la mente. Si bien es cierto, sentía que obtenía las cosas que realmente quería, pero no me sentía feliz ni completo con ello. Al ver un día a unas chicas entregando volantes sobre meditación, los recibí y leí los beneficios que traería, entre los cuales estaban: ser más productivo, dejar de estresarse, ver las cosas con más positivismo y entre otros. En ese entonces no dudé en asistir a una charla informativa.
En la charla me explicaron más a fondo sobre el método de meditación y vi que lo que me comentaban tenía mucho sentido, pues todo lo que tenemos en la mente son solo fotos que hemos ido tomando durante toda nuestra vida y que, al meditar, estas serán eliminadas para poder ser nosotros realmente. Es ahí entonces que decidí empezar con esto. Al iniciar con los niveles, me costó un poco, puesto que pude ver todo lo que tenía acumulado en la mente y como ello influía en mi vida y actitud. Sin embargo, fui desechando poco a poco gran parte de esas fotos que tenía en mi mente y después de ello me comencé a sentir mucho mejor, más tranquilo, seguro y feliz. Según fui avanzando, comencé a entender más cosas y conocerme mucho más.
Actualmente me encuentro en el séptimo nivel y realmente los cambios que he pasado durante este proceso han sido sustanciales. La meditación me ayudo a abrir más mi mente y quitarme muchos prejuicios, pre conceptos e ideas que tenía. Ahora veo que las cosas son más simples de lo que parecen y que para ser feliz no hay necesidad de poseer mucho ni tener muchas cosas en la mente. Estoy dispuesto a seguir meditando hasta poder lograr la completud, que es la finalidad de este método de meditación. Por último, realmente recomiendo a todas las personas realizar esta misma tarea, pues estoy seguro de que todo lo que se ve en la actualidad en la sociedad es producto de la carga emocional y mental que hay en las personas y solo desechando esas cosas de la mente podremos realmente vivir en armonía.

Jose Manuel / La Molina
Go Back